Reforzar la psicomotricidad a través de los trazos



garabatos

Otro aspecto importante para desarrollar la motricidad fina, junto a las actividades que desarrollan la destreza de las manos, dedos y la coordinación visual y manual, es la realización de actividades para desarrollar los trazos.

Entendemos por trazos las rectas y curvas que se escriben sin levantar el lápiz (u otro instrumento de escritura) del papel (u otra superficie), y que forman parte de la escritura de las grafías, las letras, del aprendizaje de la escritura.

Estas actividades que refuerzan la psicomotricidad a través de los trazos se pueden realizar sobre diferentes superficies (suelo, papel de embalar, pizarra, folios, cuaderno…) y con diferentes instrumentos (pinturas de cera, rotuladores, pinceles, lápices, bolígrafos…).

Los movimientos básicos presentes en los diferentes trazos grafomotores son de dos tipos: rectilíneos y curvos, y sobre ellos se debe centrar la reeducación grafomotriz. Los ejercicios deben realizarse en sentido izquierda-derecha.

Actividades para el desarrollo y control de los trazos rectos

  • Ejercicios de copia en pizarra o papel cuadriculado: trazado de líneas verticales, horizontales y diagonales, cruces, aspas, paralelas, líneas quebradas, ángulos, figuras…
  • Ejercicios de repasado de líneas, trayectorias y dibujos.
  • Ejercicios de rellenado de espacios y figuras.
  • Ejercicios de seguimiento de pautas o caminos sin tocar las paredes.
  • Ejercicios de trazado de líneas entre dos rectas para entrenar el frenado.
  • Ejercicios de trazado de líneas alternando la presión.

Actividades para el desarrollo y control de los trazos curvos

  • Ejercicios de copia en pizarra o papel cuadriculado: trazado de líneas curvas, bucles, círculos…
  • Ejercicios de ondas dentro de dos líneas, sobre ejes horizontales o inclinados, y también alternando tamaños.
  • Ejercicios de bucles dentro de dos líneas, sobre una línea, bucles ascendentes, descendentes y combinados (ascendentes/descendentes).
  • Ejercicios circulares, de copia y repasado, realizados en sentido contrario a las agujas del reloj.

Muchas fichas infantiles (aquí os hemos traído ejemplos para los tres años, más sencillitas, para los cuatro y para niños de cinco años) contienen este tipo de actividades, desde las más sencillas hasta las más complicadas para niños mayorcitos que ya tienen mayor control del desarrollo motor fino.

Recordemos que la grafomotricidad requiere un desarrollo suficiente de la motricidad fina, y estas actividades que refuerzan la psicomotricidad a través de los trazos son adecuadas para ir adquiriendo las habilidades necesarias.

Vía | Psicólogo escolar
Foto | tillwe en Flickr-CC
En Bebés y más | Cómo se detectan los retrasos en el desarrollo psicomotor de los niños (I), Cómo se detectan retrasos en el desarrollo psicomotor de los niños (IX): signos de alerta, Desarrollo motor grueso y fino, Desarrollo motor de bebés y niños, Estimular las manos de un bebé




Bebesymas

15 últimas recomendaciones:

  • ejercicios grafomotores
  • caminos horizontales preescolar
  • importancia de los trazos en preescolar

Related posts:

  1. La importancia de reforzar las conductas positivas
  2. Fichas de actividades para niños: cuatro años
  3. Fichas de actividades para niños: cinco años
  4. Qué es la grafomotricidad y para qué sirve


Bebés

Comments are closed.