La importancia de la hidratación





Con el calor del verano se hace absolutamente necesario tener una buena hidratación para mantener  nuestro organismo sano y en forma. Especialmente importante es beber agua en las cantidades necesarias, ya que no se nos puede olvidar que estamos compuestos aproximadamente de un 70% por tan importante elemento líquido. El agua resulta fundamental no solo para saciar la sed y refrescarnos, sino que tiene un gran número de beneficios sobre nuestra salud:

-Ayuda a mejorar los niveles de hidratación del cuerpo.

-Permite un buen funcionamiento de las células.

-Favorece el estado de las articulaciones.

-Ayuda a mantener el estado de la temperatura corporal (algo muy importante en verano,  sobre todo para evitar problemas de insolaciones y golpes de calor).

-Favorece un buen funcionamiento de los riñones y es fundamental para las células,  ya que les transporta los nutrientes y ayuda en la digestión, diluyendo los alimentos.

42-15465348

Como vemos,  el agua resulta fundamental para la vida, a pesar de que su valor nutricional sea escaso. Es por ello que resulta muy importante estar convenientemente hidratados y realizar el aporte necesario de agua a nuestro organismo. Pero,  no solo el agua nos ayuda a estar bien hidratados, ya que zumos, caldos, refrescos, infusiones e incluso alimentos sólidos (especialmente en frutas, verduras y hortalizas) nos aportan líquidos al organismo.

Cada día nuestros cuerpos pierden líquido, ya sea por la orina, el sudor o la respiración. Esa pérdida puede oscilar en función de la persona y distintos factores (nivel de actividad, edad, época del año…) entre 1 y 3 litros diarios, por lo que es imprescindible reponer esas pérdidas a través de líquidos y alimentos.

Es lo que los expertos conocen como mantener un buen equilibrio hídrico. Hay que acostumbrarse a beber antes de tener sed, ya que a partir de tan sólo una pérdida del 1% de los líquidos, el cuerpo tiene sensación de sed; si es del 2% produce un descenso de nuestra energía, lo que da lugar a un descenso del rendimiento y un aumento del cansancio; y a partir del 5% puede tener graves consecuencias para el organismo. En cambio, un exceso de ingesta de líquidos es fácilmente eliminado por nuestro cuerpo a través de la orina, las heces y el sudor.

¿Cuánto hay que beber? No hay una cantidad fija, sino que dependerá de distintos factores como la edad, el sexo, el esfuerzo físico que se realice, la temperatura ambiental y el nivel de humedad. De media, las mujeres necesitan 2,7 litros (al menos dos deben proceder de bebidas) y los hombres para estar bien hidratados  requieren de 3,7 litros (aproximadamente 3 litros de bebidas). En determinados grupos de personas, como pueden ser niños, ancianos y deportistas, estas necesidades pueden aumentar.

Tenemos que tener conciencia de la importancia de mantener una buena hidratación, que va a permitir que nuestro cuerpo y mente funcionen a pleno rendimiento, y del mismo modo evitar cualquier tipo de problema. Además, el agua y los líquidos en general son nuestros mejores aliados para combatir el calor del verano y sus efectos sobre nuestro cuerpo.

Blog de Salud y Belleza

Related posts:

  1. La importancia de dormir bien
  2. La importancia de la vitamina A
  3. La importancia de la fibra
  4. La importancia de la vitamina D
  5. Descansar, la importancia de dormir


Salud General

Comments are closed.