Ejercicios para prevenir un esguince





Un estudio realizado por investigadores del Instituto de Nicholas de Medicina Deportiva y Trauma Atlético dejó ver  que el ejercicio sencillo, con un entrenamiento de equilibrio,  pueden reducir el riesgo de esguinces de tobillo en deportistas de alto riesgo.

También las personas que tienen sobrepeso y un historial de lesiones de tobillo,  son más propensos a tener problemas de repetición.

Otro estudio más reciente encontró que estas lesiones de tobillo,  pueden evitarse mediante la realización de un ejercicio simple de equilibrio,  durante cinco minutos varias veces a la semana. Se pudo comprobar que los jugadores que equilibraban cada una de sus piernas durante cinco minutos, cinco días a la semana, durante cuatro semanas en la pre-temporada y dos veces por semana durante la temporada, fueron capaces de reducir la incidencia de lesiones en un 77 %.

Los siguientes ejercicios también mejorarán tus habilidades de equilibrio:

Ejercicio de una sola pierna

 La postura de una sola pierna es un ejercicio muy eficaz para mejorar el equilibrio, el cual puede ser modificado a medida que avanza el equilibrio y la estabilidad. Colócate detrás de una silla, apoyado en el respaldo del sillón con las dos manos y lentamente levanta una pierna del suelo y mantén tu equilibrio de pie sobre una pierna durante cinco segundos. Vuelve a la posición inicial y repite cinco veces y realiza el ejercicio con la otra pierna.

Ejercicios para mejorar el equilibrio

Ejercicio 1

Colócate de pie directamente detrás de una silla y coloca los pies ligeramente separados; levanta una pierna unos seis centímetros hacia el lado y mantén esta posición durante 10 segundos. Repite con la pierna opuesta.

Ejercicio 2

Colócate de pie directamente detrás de una silla y coloca  los pies ligeramente separados y lentamente dobla una rodilla hacia el pecho, a unos 15 centímetros del suelo y mantén esta posición durante diez minutos. Repite con la pierna opuesta.

Ejercicio 3

Colócate de pie directamente detrás de una silla y coloca  los pies ligeramente separados y levanta una pierna recta hacia atrás, manteniendo la rodilla estirada y mantén esta posición durante 10 segundos. Repite con la pierna opuesta.

Los ejercicios anteriores se deben de realizar de dos a tres veces al día.

Fuente Imagen ThinkStock.

 

Blog de Salud y Belleza

Related posts:

  1. Ejercicios para reducir el dolor de rodilla
  2. Ejercicios de cabeza durante el embarazo
  3. Hagamos ejercicios para prevenir el cáncer
  4. Ejercicios más adecuados para el colon irritable
  5. Ejercicios para el colon irritable


Salud General | , , ,

Comments are closed.